viernes, 30 de junio de 2017

La Granja, Cerro del Puerco, Cueva del Monje, Cojón de Pacheco


Pradedra de Navalhorno, Cerro del Puerco, Cueva del Monje, Cojón de Pacheco, Rio Eresma



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas
Recorrido: 14,5 km
Dificultad: Baja 
Desnivel: Subida / Bajada: 580 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 27-06-2017


Descripción:
Tras varias semanas donde uno u otro no ha podido participar de la ruta semanal, nos reunirnos casi el pleno del grupo GsTa <seis participantes>, me acompañan; Sol, Enrique, J.Luis, Jorge y Paco, para realizar este paseo por el valle de Valsain.
Iniciamos la marcha en la Pradera de Navalhorno “Valsain”, en la ctra CL-601, km:124 x con c/. Camino de Bolos, en el T.M. de La Granja de San Ildefonso.
Estamos a 1.200 metros y tomamos rumbo Este, hasta alcanzar un pista, que seguimos a derecha. Pasamos junto al Centro Nacional de Educación Ambiental.
El CENEAM es un centro de referencia en educación ambiental que lleva desde 1987 trabajando para promover la responsabilidad de los ciudadanos y ciudadanas en relación con el medio ambiente. Se constituye como un centro de recursos al servicio y en apoyo de todos aquellos colectivos, públicos y privados, que desarrollan programas y actividades de educación ambiental.
En la bifurcación, continuamos a derecha por un camino amplio que discurre, entre un estupendo robledal.
Vamos ganando altura muy cómodamente hasta encontrar una cacera, la seguimos a izquierda unos metros y la cruzamos, para seguir un pequeño ramal que sube hacia el cerro –una gran piedra en equilibrio- es el punto de referencia, desde ella giramos un poco a izquierda para ir remontando hasta conseguir pisar el Cerro del Puerco (0,40h – 2,56km – 1.420m)
Escenario de enfrentamientos en 1937, durante la Guerra Civil Española. Ocupado por el bando Nacional, se fortifico todo su lado Norte. Los republicamos quisieron apuntarse un tanto, para frenar la euforia y el avance de los rebeldes, recuperando la ciudad de Segovia -ocupada por los Nacionales- Por parte de la Republica; mientras que el Batallón Alpino controlaba la Sierra. Le encargaron la misión a la XIV Brigada Internacional, que fracaso. 
Hacia la izquierda se ve; La Pradera de Navalhorno, Valsain y sobre el pueblo, el Cerro de Matabueyes, Siguiendo a izquierda están: Alto de la Fuente de los Pájaros, Cerro Pelado, La Comarquilla, Cerro de la Camorca y rematando el Montón de Trigo.
Lo recorremos hacia el Este y finalmente proseguimos por una senda que baja hasta una pista asfaltada, por la que continuamos a derecha. En poco se abre una pradera a la derecha, nos adentramos en ella y vemos una gran roca, donde esta la Cueva del Monje (1,5h - 4,05km), el hueco no es muy grande y esta abierto también por detrás. Una tosca escalera ayuda a subir a lo alto de la roca.
Como el sol calienta, buscamos una sombra y nos tomamos el tentempié, regado con el buen vinito que aporta Jorge (menuda contribución), habrá que compensarlo de alguna manera.
Reanudamos la marcha, con rumbo Sur, para ir girando hacia el Oeste, hasta encontrar una <pista>, que seguimos a izquierda para llegar al Arroyo de Peñalara (4,90km – 1.336m). Lo cruzamos y comienza una buena subida, en principio por un desdibujado sendero, que mas tarde se hace mas visible. Por el que ascendemos hasta volver a encontrar la pista asfaltada (6,55km – 1.652m).
Volvemos a continuar por ella a derecha, cruzamos el Arroyo del Prado Redondillo y el Arroyo de Cítores, este último por el Puente de Valdeclemente <donde hay un pequeño depósito que regula la corriente>. Poco más adelante estamos a 1.610 metros, máxima cota de la ruta, sobre los 8,35km.
Proseguimos medio kilómetro más por la pista y la abandonamos, para iniciar la bajada, en sentido Suroeste, sin senda determinada, aunque de vez en cuando se ven algunos hitos. Tras andar otro medio kilómetro, nos encontramos frente al peñasco conocido como el Cojón de Pacheco (9,55km – 1.440m).
Se cuenta que el tal Pacheco era un fanfarrón de Valsaín que se jactaba de amar cada noche a varias mujeres y al que sus vecinos, en plan de burla, dedicaron esta peña “un testículo berroqueño de cinco metros de diámetro”, entre el Arroyo de la Boca del Asno y el Arroyo de Cítores.
Sesión de fotos y a seguir bajando paralelo al arroyo Cítores, a poca distancia de él. Vamos hacia las Peñas Perdigueras, pasamos la zona despejada de Vado Zarzo –donde convergen varios arrastraderos de madera y se almacena, para su posterior traslado.
Pasado el claro, hay otra pista, la tomamos a derecha y alcanzamos la ctra CL-601 (11,12km). La cruzamos, así como una alambrada y nos acercamos al Río Eresma, donde vemos la Fuente de Maximino. Proseguimos aguas abajo, cruzando el Arroyo de Valdeclementillo y el Arroyo del Miedo –los dos sin agua- y poco más, volvemos a cruzar el Arroyo de Peñalara, por un bonito puente de madera. A continuación pasamos bajo el acueducto de madera (13,3km), que desvía agua del arroyo hacia la ciudad de Segovia. Desde aquí continuamos por un buen camino, cruzamos un paso <similar a las puertas giratorias de algunos edificios>, y llegamos a las casas de La Pradera, para finalizar esta cómoda ruta.

martes, 20 de junio de 2017

La Cuerda Larga


Puerto de la Morcuera, La Najarra, Bailanderos, Alto de Matasanos, Asómate de Hoyos, Navahondilla, Cabeza de Hierro Mayor, Cabeza de Hierro Menor, Cerro de Valdemartin, 
Alto de las Guarramillas, Puerto de Navacerrada.


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: horas  minutos
Recorrido:  km
Dificultad: Baja / Medio / Alta
Desnivel: Subida:  metros / Bajada:  metros / Acumulado:  metros
Recomendada: Todo el año: En invierno, máxima precaución en Bailanderos. En verano llevar agua en abundancia y protegerse del sol, con ropa y crema.
Realizada: 14-06-2017



Descripción:
Por fin he realizado una de la ruta más carismática de la Sierra de Guadarrama, La Cuerda Larga. Que va del Puerto de Navacerrada al Puerto de la Morcuera, transitando la mayor parte por encima de los dos mil metros. La hago en compañía de un nutrido grupo <27>, pues nos hemos unido al “Gmsma”, para  compartir transporte, ya que al ser una ruta lineal, es más cómodo alquilar un autocar, que nos lleve del Puerto de Navacerrada, donde hemos dejado los vehículos, al Puerto de la Morcuera, en la ctra M-611, km: 17,150, donde iniciamos la exigente ruta.
Arrancamos a las 11:05 a 1.177m y seguimos el PR-M11, remontando unos escalones hasta la bifurcación, donde una señal indica tres posibilidades; La Fuente del Cura, por donde hemos subido, el PR-M11 <La Cuerda Larga>, dirección  que toma la mayoría del grupo y a La Najarra. Opción que tomo junto a un pequeño grupo, que no queremos dejar de pisar todos los picos de más de 2.000 metros.
Iniciamos la primera subida en dirección Sur, por la linde entre Miraflores de la Sierra y Rascafría, una senda que nos lleva en poco menos de dos kilómetros a La Najarra (1,84km - 2.120m).
Proseguimos hacia el Oeste, en bajada por la cuerda de la sierra, pasando por el, Refugio de la Najarra (2,47km), hasta llegar al Collado de la Najarra (1,20h - 3,22km). Donde conectamos otra vez con el PR-M11, el cual no dejaremos hasta el Alto de las Guarramillas.
Segunda subida por la cresta de la Loma de Bailanderos, que comprende hasta Asómate de Hoyos. El campo se torna amarillo por la retama que nos envuelve en su fragancia y con la mirada a izquierda y derecha, para disfrutar de las interminables vistas, alcanzamos Bailanderos (2h - 5,04km - 2.133m). Risco que algunos suben y que yo lo bordeo, por la bien señalizada senda del PR.
Segunda bajada para aterrizar en el Collado de Pedro de los Lobos (5,7km - 2.051m), donde a izquierda en la ladera, queda Hoyo Cerrado.
Tercera subida para llegar al Alto de Matasanos (5,9km - 2.210m) <donde se enlaza con el PR-M2, que viene de Canto Cochino, por el Circo de La Pedriza>. Aquí se hace un descanso y tomamos las primeras pitanzas. Un poco más de subida y estamos en Asómate de Hoyos (2,35h - 7,23km - 2.242m). Proseguimos y poco más, logramos Navahondilla (7,53km - 2.234m), donde dejamos la Loma de Bailanderos y continuamos por la cresta de la Loma de Pandasco, que comprende de aquí a Cabeza de Hierro Mayor.
Con pequeñas bajadas y subidas, pasamos el Collado de las Zorras (8,35km - 2.177m) y el Collado de Peña Vaqueros (10,7km - 2.222m), para atacar la alcanzar Cabeza de Hierro Mayor (4h - 11,8km - 2.381m). Otro descanso merecido y toma del principal sustento, habiendo superado ya más de la mitad del recorrido. Si bien todo el recorrido ofrece excelentes vistas, este es un mirador excepcional, en el que hay que tomarse unos minutos, para disfrutar de la interminable vista.
Cabeza de Hierro Mayor, es la máxima altura de esta ruta y segunda cima de toda la Sierra de Guadarrama, detrás de Peñalara.
Reanudamos la marcha, con una bajada de quinientos metros, que nos deja en el Collado de Entrecabezas (2328m), donde finaliza el PR-M27, que por la derecha viene del Puerto de Cotos. Nos enfrentamos a una corta subida de trescientos metros, para rebasar Cabeza de Hierro Menor (2.376m).
Nueva bajada que agradecemos, que nos deja en el Collado de Valdemartín (13,9km).
Atacamos la penúltima subida que nos encarama al Cerro de Valdemartín (6h - 14,8km - 2.282m) y sin demora la penúltima bajada, que junto a la valla que circunda la estación de Valdesqui, nos deja en el Collado de las Guarramillas (15,5km).
Solo nos queda por vencer la última subida, para alcanzar el Alto de Guarramillas o Bola del Mundo (6,40h - 16,3km - 2.262m).
Estas instalaciones fueron inauguradas en 1959, convirtiéndose en la instalación más importante de Televisión Española. Se trataba de una potente emisora que supuso el primer gran reto de la televisión pública de nuestro país: superar los inconvenientes de la complicada orografía peninsular, para la transmisión de la señal.
La inauguración fue el 12 de octubre -Fiesta de la Hispanidad- extendiéndose a partir de entonces las transmisiones sin el menor inconveniente; por toda Castilla la Vieja <hoy Castilla y León>, La Mancha, Aragón y gran parte de Extremadura.
La importancia del repetidor la constata, que trabajasen en la misma retenes de 20 personas, entre técnicos, auxiliares y guardias civiles. Su gran extensión, unos cuatro mil metros cuadrados, permitían albergar tan amplia guardia.
Consta de un edificio principal donde se ubican dormitorios, cocina, almacenes y el centro de control de transmisiones.
Aunque lo más llamativo e identificable del repetidor son sus antenas. La presencia constante de los vientos obligó a recubrirlas de inmediato, para protegerlas del su empuje <que antes de su instalación las había tumbado en tres ocasiones>. Dando paso a la estructura cilíndrica y a la inconfundible imagen, que la hacen visible desde la ciudad de Madrid. La antena principal, de 65 metros de altura, de llamativos colores blanco y rojo es el elemento más llamativo.
Unos metros antes de llegar a las antenas, dejamos el PR-M11 y giramos a derecha, para seguir una senda que primero en zetas y después ya en sentido Oeste, nos llevara al final de la ruta. Pasamos una fuente -que casi la secamos- pues todos rellenamos depósitos y nos refrescamos. Cruzamos unas antiguas instalaciones de una pista de esquí  abandonada y los últimos metros se hacen junto a la valla de la pista que baja de Dos Castillas al Puerto de Navacerrada (8h - 19,2km - 1.860mts)
Nota: Ruta exigente por su longitud y altitud acumulada. En época invernal imprescindible afrontarla bien equipados (Crampones y piolet de travesía) y con condiciones climáticas favorables.

lunes, 5 de junio de 2017

Vegadeo, Paseo por los Puentes


Vegadeo, Paseo por los 12 puentes, incluido el de Piantón



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 1 hora 30 minutos
Recorrido: 5,7 km
Dificultad: Baja 
Desnivel: Acumulado: 74 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 15-07-2017


Descripción:
Comienzo en la c/. Trasera de la Iglesia, junto a la Parroquia de la Asunción. Retrocedo a la ctra N-640 y la cruzo, para seguir a derecha y pasar el “Puente Pontigo de Ganso” <sin nada que destacar>. Situado sobre el Río Monjardin y que soporta el paso de la N-640.
Acto seguido giro a izquierda por c/. Ferrería, e inmediatamente tomo a derecha, un estrecho callejón que se hace camino, hacia los huertos situados en la pendiente. Por el que asciendo hasta la c/. Pandela, para disfrutar de una excelente vista del pueblo, asentado sobre los ríos; Suarón y Monjardin.
Sigo la calle cuesta abajo, hasta reencontrar otra vez la c/. Ferrería –donde se ven marcas del Camino de Santiago-, la calle gira a izquierda, viendo a siniestra un antiguo lavadero, muy bien conservado y a derecha, un grupo de casas, a donde me dirijo, tras volver a cruzar el Río Mojardin, por el “Puente de La Pandela”.
Continúo a derecha, unos veinte metros por la c/. Milagrosa y vuelta a cruzar el río por una pequeña losa, el “Puente de las Casas de Ferreira”. Que da acceso a la c/. Glorieta Ferreira –donde se ubican las casas- al final de esta llego a la c/. Aldea Pena, giro a izquierda y cruzo por última vez el río Monjardin, por el “Puentín de Ferreira”, para alcanzar la c/. Taramundi y ctra AS-21.
La cruzo y continúo por la c/. Sur, muy estrecha hasta pasar, la Plaza de la Llanera. Prosigo por la c/. Sur, que entronca con la c/, Cal y por esta alcanzo la c/. Palacio y ctra AS-11.
Siguiendo ésta, en sentido Este <con precaución, pues no dispone de arcén>, en poco más de un kilómetro, se arriba a las primeras casas de la Aldea de Piantón, entrando por la c/. Fuente Vieja. Cruzo un primer puente que salva, el Río Gemaran y seguidamente, entro en el Puente de Pianton”. Levantado sobre uno anterior de la época medieval y recónstruido, tras haber sido arrasado en una crecida del río.
Comienzo el regreso por la ctra AS-22 –dotada de acera- hasta el desvío al campo de fútbol. Rodeo este y sigo la senda que por la margen derecha, me adentra en el “Parque Fluvial”, una extensa pradera, con varios puentes sobre el Río Suarón y donde se pueden ver pastando, caballos, cabras y ovejas.
Cruzo al lado izquierdo, por el “Puente del Noveledo”. Con la escultura, La voz del agua, de Adolfo Manzano.
Prosigo aguas abajo y dejo a derecha, el Puente de la Entreseca. Con la escultura "vida", de Vicente Pastor. Una creación de 20m que representa la unión entre la naturaleza y urbanismo.
Frente a este hay otro lavadero -de características similares al visto anteriormente- continúo por la margen izquierdo hasta finalizar el parque, donde esta el Puente de la Abraira. Con la escultura “abrazo” de Luis Fega, obra en azul con forma geométrica que permite diferentes encuadres del río Suarón.
Paso al lado derecho del río, cruzo la Av del Suarón y bajo unos escalones, para andar los pocos metros que me separan del “Puente de Reguera “conocido también como Puente de Herminio”, por su obra.  Escultura titulada "Rotura en el espacio", de Herminio.
Este puente soporta la N-640, y la AS-22, por él regreso al margen izquierdo y tomo la c/. c/. Empedrada. Dejo el ayuntamiento a derecha y entro en la Plaza del Ayuntamiento, paseo por ella y viendo al fondo la iglesia. Me acero hasta el cauce del río y sigo unos metros aguas arriba hasta el “Puente del Ayuntamiento”. Con la escultura “Nocturno” de Carlos Coronas.
Nuevamente regreso al lado derecho y continuando aguas abajo, por la Av. de Asturias y luego Travesía Aduana, llego al “Puente del Matadero”. Con la escultura “Arboladura” de José Legazpi.
Paso por última vez al lado izquierdo del Río Suarón, el cual dejo, para seguir la c/ Muelle y entrar en la zona ferial. Prosigo girando a izquierda por c/. Emilio Cotarelo, donde al ser hoy sábado, esta instalado el mercadillo semanal.
Finalizo en c/. Trasera la Iglesia, paralela al Río Monjardin, paso junto al “Puente del Fondrigo”. Con la escultura titulada “del tiempo” obra de Francisco Fresno.
Continúo sin cruzarlo aguas arriba, hasta el “Puente Travesías”. Con la escultura títulada "Pontepeixe" de Dº Ricardo Monjardín. Son 22 ovalos rígidos colocados sobre el puente que llevan impresos escamas de pez y diversos textos que hablan de actitudes humanas.
Cruzo el río y prosigo ahora por su margen derecha, hasta “Puente Pontigo de Ganso”, por el paso al otro lado para finalizar el recorrido.
En total han sido trece puentes, al sumar el de Piantón, ya que me parece el más vistoso y no he querido omitirlo, al suponer solo dos kilómetros más de paseo.