martes, 20 de junio de 2017

La Cuerda Larga


Puerto de la Morcuera, La Najarra, Bailanderos, Alto de Matasanos, Asómate de Hoyos, Navahondilla, Cabeza de Hierro Mayor, Cabeza de Hierro Menor, Cerro de Valdemartin, 
Alto de las Guarramillas, Puerto de Navacerrada.


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: horas  minutos
Recorrido:  km
Dificultad: Baja / Medio / Alta
Desnivel: Subida:  metros / Bajada:  metros / Acumulado:  metros
Recomendada: Todo el año: En invierno, máxima precaución en Bailanderos. En verano llevar agua en abundancia y protegerse del sol, con ropa y crema.
Realizada: 14-06-2017



Descripción:
Por fin he realizado una de la ruta más carismática de la Sierra de Guadarrama, La Cuerda Larga. Que va del Puerto de Navacerrada al Puerto de la Morcuera, transitando la mayor parte por encima de los dos mil metros. La hago en compañía de un nutrido grupo <27>, pues nos hemos unido al “Gmsma”, para  compartir transporte, ya que al ser una ruta lineal, es más cómodo alquilar un autocar, que nos lleve del Puerto de Navacerrada, donde hemos dejado los vehículos, al Puerto de la Morcuera, en la ctra M-611, km: 17,150, donde iniciamos la exigente ruta.
Arrancamos a las 11:05 a 1.177m y seguimos el PR-M11, remontando unos escalones hasta la bifurcación, donde una señal indica tres posibilidades; La Fuente del Cura, por donde hemos subido, el PR-M11 <La Cuerda Larga>, dirección  que toma la mayoría del grupo y a La Najarra. Opción que tomo junto a un pequeño grupo, que no queremos dejar de pisar todos los picos de más de 2.000 metros.
Iniciamos la primera subida en dirección Sur, por la linde entre Miraflores de la Sierra y Rascafría, una senda que nos lleva en poco menos de dos kilómetros a La Najarra (1,84km - 2.120m).
Proseguimos hacia el Oeste, en bajada por la cuerda de la sierra, pasando por el, Refugio de la Najarra (2,47km), hasta llegar al Collado de la Najarra (1,20h - 3,22km). Donde conectamos otra vez con el PR-M11, el cual no dejaremos hasta el Alto de las Guarramillas.
Segunda subida por la cresta de la Loma de Bailanderos, que comprende hasta Asómate de Hoyos. El campo se torna amarillo por la retama que nos envuelve en su fragancia y con la mirada a izquierda y derecha, para disfrutar de las interminables vistas, alcanzamos Bailanderos (2h - 5,04km - 2.133m). Risco que algunos suben y que yo lo bordeo, por la bien señalizada senda del PR.
Segunda bajada para aterrizar en el Collado de Pedro de los Lobos (5,7km - 2.051m), donde a izquierda en la ladera, queda Hoyo Cerrado.
Tercera subida para llegar al Alto de Matasanos (5,9km - 2.210m) <donde se enlaza con el PR-M2, que viene de Canto Cochino, por el Circo de La Pedriza>. Aquí se hace un descanso y tomamos las primeras pitanzas. Un poco más de subida y estamos en Asómate de Hoyos (2,35h - 7,23km - 2.242m). Proseguimos y poco más, logramos Navahondilla (7,53km - 2.234m), donde dejamos la Loma de Bailanderos y continuamos por la cresta de la Loma de Pandasco, que comprende de aquí a Cabeza de Hierro Mayor.
Con pequeñas bajadas y subidas, pasamos el Collado de las Zorras (8,35km - 2.177m) y el Collado de Peña Vaqueros (10,7km - 2.222m), para atacar la alcanzar Cabeza de Hierro Mayor (4h - 11,8km - 2.381m). Otro descanso merecido y toma del principal sustento, habiendo superado ya más de la mitad del recorrido. Si bien todo el recorrido ofrece excelentes vistas, este es un mirador excepcional, en el que hay que tomarse unos minutos, para disfrutar de la interminable vista.
Cabeza de Hierro Mayor, es la máxima altura de esta ruta y segunda cima de toda la Sierra de Guadarrama, detrás de Peñalara.
Reanudamos la marcha, con una bajada de quinientos metros, que nos deja en el Collado de Entrecabezas (2328m), donde finaliza el PR-M27, que por la derecha viene del Puerto de Cotos. Nos enfrentamos a una corta subida de trescientos metros, para rebasar Cabeza de Hierro Menor (2.376m).
Nueva bajada que agradecemos, que nos deja en el Collado de Valdemartín (13,9km).
Atacamos la penúltima subida que nos encarama al Cerro de Valdemartín (6h - 14,8km - 2.282m) y sin demora la penúltima bajada, que junto a la valla que circunda la estación de Valdesqui, nos deja en el Collado de las Guarramillas (15,5km).
Solo nos queda por vencer la última subida, para alcanzar el Alto de Guarramillas o Bola del Mundo (6,40h - 16,3km - 2.262m).
Estas instalaciones fueron inauguradas en 1959, convirtiéndose en la instalación más importante de Televisión Española. Se trataba de una potente emisora que supuso el primer gran reto de la televisión pública de nuestro país: superar los inconvenientes de la complicada orografía peninsular, para la transmisión de la señal.
La inauguración fue el 12 de octubre -Fiesta de la Hispanidad- extendiéndose a partir de entonces las transmisiones sin el menor inconveniente; por toda Castilla la Vieja <hoy Castilla y León>, La Mancha, Aragón y gran parte de Extremadura.
La importancia del repetidor la constata, que trabajasen en la misma retenes de 20 personas, entre técnicos, auxiliares y guardias civiles. Su gran extensión, unos cuatro mil metros cuadrados, permitían albergar tan amplia guardia.
Consta de un edificio principal donde se ubican dormitorios, cocina, almacenes y el centro de control de transmisiones.
Aunque lo más llamativo e identificable del repetidor son sus antenas. La presencia constante de los vientos obligó a recubrirlas de inmediato, para protegerlas del su empuje <que antes de su instalación las había tumbado en tres ocasiones>. Dando paso a la estructura cilíndrica y a la inconfundible imagen, que la hacen visible desde la ciudad de Madrid. La antena principal, de 65 metros de altura, de llamativos colores blanco y rojo es el elemento más llamativo.
Unos metros antes de llegar a las antenas, dejamos el PR-M11 y giramos a derecha, para seguir una senda que primero en zetas y después ya en sentido Oeste, nos llevara al final de la ruta. Pasamos una fuente -que casi la secamos- pues todos rellenamos depósitos y nos refrescamos. Cruzamos unas antiguas instalaciones de una pista de esquí  abandonada y los últimos metros se hacen junto a la valla de la pista que baja de Dos Castillas al Puerto de Navacerrada (8h - 19,2km - 1.860mts)
Nota: Ruta exigente por su longitud y altitud acumulada. En época invernal imprescindible afrontarla bien equipados (Crampones y piolet de travesía) y con condiciones climáticas favorables.

lunes, 5 de junio de 2017

Asturias, Vegadeo, Ruta de los Puentes


Vegadeo, 

FOTO

M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: horas  minutos
Recorrido: 6,3 km
Dificultad: Baja 
Desnivel: Acumulado: 64 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 12-07-2016

FOTO


Descripción:

jueves, 25 de mayo de 2017

Cercedilla, Collado Marichiva, GR-10, La Peñota


Collado Marichiva, Peña del Aguila, Collado de Cerromalejo, La Peñota, Collado de Gibraltar, Cerro del Mostajo, Collado del Rey, Vereda de la Piñuela


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 6 horas 30 minutos
Recorrido: 16,5 km
Dificultad: Alta
Desnivel: Acumulado: 1.335 metros
Recomendada: Todo el año (evitar con nieve)
Realizada: 23-05.2017


Descripción:
Por fin consigo andar y pisar el tramo del GR-10, entre el Collado de Marichiva y el Cerro del Mostajo, que tenia pendiente, al ser un tramo complicado para realizarlo con un trazado circular, pero con paciencia se encuentran soluciones.
Una vez convencidos tres compañeros de ruta, nos desplazamos al aparcamiento de Majavilan en las Dehesas de Cercedilla (1.375m). La temperatura es ideal y el día radiante.
Así que con dirección Norte, cruzamos la Carretera de la Republica “PR-M4”, para seguir una senda que parte a derecha del arroyo Majavilan y nos sube en un santiamén, al Camino Viejo de SegoviaPR-M30” (0,61km). Continuamos con la misma dirección, por la Vereda Poyal de la Garganta -señalizada con puntos rojos- la cual nos sube <poniendo nosotros el esfuerzo> al Collado de Marichiva (1,98km - 1.753m), donde enlazamos con el GR-10, que desde aquí hasta el Alto del León, discurre por la cuerda de la Sierra de Guadarrama, saltando entre Madrid y Segovia.
Proseguimos en dirección Suroeste, para ascender a la Peña el Aguila (4,33km - 2.008m) máxima altura de la ruta. Bajamos con dirección Sur al Collado de Cerromalejo (5,61km - 1.774m) y vuelta a subir para alcanzar La Peñota (6,57km - 1.944m), compuesta por tres picos y situada entre Madrid (Los Molinos) y Segovia (San Rafael).
La cima comprende tres montículos; el primero sobre dos piedras circulares (1.936m). El segundo, sobre un roquedal, es el más alto (1.944m). Y el tercero, un poco más separado y conocido como, Pico Gibraltar (1.878m), es escarpado y no se accede (1.878m).
Continuando con la marcha -otra vez en sentido Suroeste. Descendemos hasta el Collado de Gibraltar (8km - 1.691m) y acometemos la última subida por esta sierra, para conseguir pisar el Cerro del Mostajo (8,43km - 1.718m), donde finalizamos el tramo del GR-10.
Giramos a izquierda y proseguimos por una “senda” que paralela a una alambrada -por nuestra derecha- baja por la zona de La Molinera, hasta el Camino de los Lomitos.
Aunque nosotros la abandonamos, después de 500 metros, para girar a izquierda por otra pequeña vereita <sobre la cota de los 1590m>, que atrocha y enlaza, tras otro medio kilómetro, con el ramal que nos llevara al Collado del Rey. Vamos transitando por la ladera de la Solana de la Molinera, con sentido Este, pasando 300 metros más abajo de La Peñota. Cruzamos el Arroyo de la Peñota (10km) y arribamos al Collado del Rey (11km - 1.614m).
Sin descansar, proseguimos por la pista forestal, conocida como “Calle Alta”, por la que seguimos ascendiendo. Pasamos el cruce de la Vereda de los Poyalejos (12,6km), que sube al Collado de Cerromalejo y continuamos subiendo la ligera pendiente hasta ver la Fuente del Astillero <que no desaprovechamos, para refrescarnos>, prácticamente en la Loma de la Cierva, unos metros más y estamos en el cruce de la Vereda de la Piñuela (13,2km - 1.720m), que también sube al Collado de Cerromalejo.
Dejamos la pista y proseguimos por esta ésta senda, en principio por un cómodo descenso, hasta llegar al extenso tramo, que discurre sobre un interminable pedregal, cuando descendemos por la Ladera del Infierno <no podía tener mejor nombre>, al ver una caseta a derecha, se suaviza el camino y poco más, conectamos con el Camino Viejo de Segovia y PR-M30 (15km).
El cual seguimos a izquierda, cruzamos el Arroyo del Infierno -hoy, sin agua- y después el Arroyo de Balsainejo <este con un hilo de agua>, mal verano se presenta. En estas inmediaciones, vemos una salamandra morenica, que nos llama la atención.
La salamandra es uno de los anfibios más vistosos de la Península Ibérica, difícil de confundir (aunque en algunos lugares llaman salamandras a las salamanquesas, reptiles que poco tienen que ver con estos anfibios). Las salamandras, son eminentemente terrestres y solo las hembras se acercan al agua para parir las larvas.

Dejamos a derecha la casa de Lucas Olozabal y antes de llegar al Arroyo de Pinolubero, dejamos el Camino Viejo de Segovia, giramos a derecha por una vereda y en pocos metros nos deja en la carretera de salida de Las Dehesas. Unos metros por ella y la dejamos para tirar recto entre bosque al aparcamiento y finalizar, esta estupenda ruta.   

viernes, 19 de mayo de 2017

Navacerrada, Cerros y Embalses


Navacerrada, Dehesa de la Golondrina, Cerro de las Ruedas, Cerro de la Golondrina, Embalses de: El Chiquillo, del Ejercito del Aire, del Pueblo de Navacerrada, de los Almorchones y de Navacerrada.

FOTO

M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas 45 minutos
Recorrido: 17,2 km
Dificultad: Medio
Desnivel: Subida: 700 metros / 700 Bajada:  metros / Acumulado: 1.400 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 18-05-2017

FOTO

Descripción:
Con la intención de hacer una ruta suave, nos quedamos en Navacerrada, para subir al Cerro de la Golondrina y ver los embalses que hay en su término municipal.
Somos cuatro participantes del GsTa y situamos el campo base, en el aparcamiento del Rte Las Postas, en la ctra M-601, junto a la gasolinera.
Partimos en dirección Oeste, para entrar en la Dehesa de la Golondrina. La pista da un rodeo por la Ermita de San Antonio y el Campo de Tiro. Nosotros tiramos recto y al momento estamos frente a la Fuente de los Cabreros (0,47km). Continuamos por la vereda, que paralela al Arroyo de la Golondrina, nos sube hasta la pista forestal Adesgam 17.
Adesgam, es una Asociación para el Desarrollo de la Sierra de Guadarrama, creada en 2002. Ayudando al impulso, la promoción, la empliación y consolidación de acciones, encaminadas al desarrollo sostenible de la comarca.
Proseguimos por ella, hasta ver la Fuente de los Rasos (2,10km). Aquí les propongo una primera variante, acercarnos a un cerro mirador, junto a un repetidor de telefonía, que hay más al oeste. Dado el visto bueno, nos encaminamos sin perderlo de vista, hasta el Cerro de las Ruedas (2,84km - 1.374m).
Y como era de esperar, no les defrauda; las vistas son extraordinarias, con una panorámica de 360º.
Realizadas las obligadas fotografías, regresamos a la pista, para dejarla inmediatamente y acercarnos a un panel informativo, de los puntos mas significativos, que desde aquí se visualizan ¡pero nos quedamos con las ganas! el cartel esta deteriorado y la información ha desparecido.
Seguimos la marcha y volvemos a pisar unos metros la pista, justo en el Collado del Buey (3,78km), para volverla a dejar y enfilar la senderita, que nos llevara hasta el Cerro de la Golondrina (4,48km - 1.393m).
Aquí las vistas son buenas, pero solo del Norte y Oeste, viendo la sierra y los pueblos de; Cercedilla, Los Molinos, Guadarrama, etc.
Con dirección Norte, bajamos hasta la ctra M-614, la cruzamos y proseguimos por una antigua calzada que finaliza en la ctra M-601 (6,04km), junto al restaurante, Fonda Real.
Cruzamos la ctra, para andar unos metros en sentido Este, por una pista que es; Camino de Santiago y GR-10. Pasamos junto a la Casa Forestal de la Fonda, y continuamos campo a través, unos metros y llegar a un cobertizo con mesa, donde aprovechamos para almorzar y desde el cual, vemos los dos cerros que anteriormente hemos pisado.
Reanudamos la marcha, reencontrando la pista del <GR y Camino de Santiago>, que en sentido Noreste, baja hasta el Arroyo del Chiquillo -Poco antes, la vía de los dos grandes senderos, gira a derecha, para entrar en el pueblo de Navacerrada- Nosotros seguimos de frente para alcanzar el pequeñito Embalse del Chiquillo (7,5km) y su bonita Fuente. Segunda propuesta, para no subir a los embalse de La Barranca, por la carretera, y nuevamente aceptan.
Subimos pues, medio kilómetro aguas arriba, hasta el desvío de una “senda”, que parte a derecha, cruzando el Arroyo del Chiquillo y discurriendo por la ladera de Canto Gordo.
Esta vía me la enseño un conocido del pueblo, hace dos años y tengo que decir, que la ha trabajado bastante; aunque, aún quedan algunos tramitos por mejorar.
Será en esta senda, donde se consigue la máxima altura de la ruta, sobre los 8,70km (1.480m). Desde aquí zigzagueando, iremos descendiendo para recabar en el Hotel de La Barranca (9,97km).
Nos acercamos hasta el Embalse del Ejercito <el que esta más arriba>, lo cruzamos y por el al otro lado, bajamos al Embalse del Pueblo de Navacerrada, para cruzarlo también y regresar al aparcamiento.
Pasamos las tres zonas de aparcamiento y seguimos la pista, que en dirección Sur, baja junto al Río Navacerrada. Unos metros antes de entroncar con otra pista, seguimos a izquierda, cruzamos otro camino y llegamos al pequeño Embalse de los Almorchones (12,4km).
Continuamos acompañando al río en su descenso, salimos a una pista y por ella, llegamos a una bifurcación (13km). En este punto, presento la tercera propuesta, que los compañeros, aceptan sin rechistar. 
Giramos a izquierda cruzando el río, donde esta la entrada al Albergue de Santa María de los Almorchones. Seguimos la senda que rodea el recinto y acabamos en la ctra M-601 (13,8km).
La cruzamos, para andar otra vez, otro pequeño tramo del GR-10 y Camino de Santiago <una bonita vereda>, que nos deja en las puertas del pueblo de Navacerrada, en el cruce de las calles; Longuera y Manzanares, donde comienza el Paseo de la Longuera (14,5km). Entramos en él, donde vemos una muestra de los árboles más representativos de Madrid.
Tras el paseo de medio kilómetro, desembocamos en el Embalse de Navacerrada, el mayor de todos los que hemos visto este día.
Construido en los finales de los sesenta, su principal caudal procede del Río Navacerrada. Su dique de 47 metros, da una capacidad de 11 Hectómetros cúbicos, sobre una superficie de 93 Hectareas.

Lo vamos rodeando por la derecha poco más de un kilómetro, para girar a derecha por una senderita que nos deja en la Av. del Rosal, de esta pasamos al Paseo de los Abetos y tomando este a derechas, regresamos al punto de partida.

domingo, 14 de mayo de 2017

Torrelodones, Canal del Guadarrama, Presa


Torrelodones, Arroyo de la Torre, Canal del Guadarrama, Presa del Gasco, Cerro Gurugu, Finca Panarras, Finca El Enebrillo, Mirador de El Enebrillo, Torre de los Lodones.


FOTO

M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas 
Recorrido: 13,6 km
Dificultad: Baja / Medio 
Desnivel: Acumulado: 1.070 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 09-05-2017

FOTO

Descripción:


sábado, 6 de mayo de 2017

Puerto de Navafría, Pico del Nevero, PR-M32


Área Recreativa de las Lagunillas, Mirador de Peña del Cuervo, Las Lagunillas, Pico del Nevero, El Nevero, Alto del Puerto, Puerto de Navafría.




M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 3 horas 20 minutos
Recorrido: 8,33 km
Dificultad: Baja / Medio
Desnivel: Subida: 489 metros / Bajada: 489 metros / Acumulado: 978 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 04-05-2017


Descripción:
Para pisar el pico situado en la novena posición del ranking de los 2.000 metros, nos desplazamos 4 componentes del grupo GsTa, hasta el Puerto de Navafría; límite entre las provincias de Madrid y Segovia. Subimos desde Lozoya por la ctra M-637 y en el km-11, entramos al Area Recreativa de Las Lagunillas y dejamos el vehículo.
Estamos a 1.774 metros, en los Montes Carpetanos y Sierra de Guadarrama.
Los Montes Carpetanos, es un tramo de 44km, dentro de la Sierra de Guadarrama; entre El Puerto de Cotos y el Puerto de Somosierra. Y los Carpetanos, eran una de las tribus prerromana que habitaban la Península Ibérica. Se incluían dentro del pueblo celta y habitaban el centro, norte y oeste peninsular.
Nos vamos en sentido Oeste, pasamos una puerta y estamos en un cruce de sendas: por la derecha será por donde regresaremos y de frente tenemos dos; la izquierda lleva al Área Recreativa El Mirador y la derecha lleva a Las Lagunillas y el Pico del Nevero; pues sabido esto, seguimos la de la derecha. Vamos ascendiendo muy cómodamente por la ladera de Peña del Cuervo y sobre los 1,22km, pasamos justo debajo de Hoyo Grande.
Proseguimos avanzando, cruzando algún regato y alcanzamos el Mirador de Peña del Cuervo (2,22km -1.940m). Un balcón excelente, desde el que parece que se toca, el Área Recreativa de, el Mirador y abajo vemos, el Embalse de Pinilla y los pueblos de; Lozoya, Pinilla, Alameda del Valle, Oteruelo y Rascafría. A lo lejos la Cuerda Larga y Peñalara.
Regresamos a la senda para continuar, ahora la pendiente es un poco más pronunciada y la senda discurre entre piornos. Cruzamos el Arroyo del Hornillo 2,72km y un pequeño esfuerzo más nos aupa a Las Lagunillas (3,40km - 2.100m).
Restos del circo glaciar, que según la época, se pueden ver hasta tres lagunas. Nosotros contemplamos dos.
sobre nuestras cabezas tenemos la meta, pero queda por ascender el tramo más exigente, pero que realmente no es nada complicado, así que puestos en marcha, superamos esta parte de la ruta y arribamos al Pico del Nevero (4,04km - 2.209m), coronado por un gran hito con dos escalones que facilita la subida a el. Si desde el mirador las vistas eran excelentes, desde aquí, son magnificas; viendo la cuerda de los Montes Carpetanos, de Este a Oeste, finalizando en el pico Peñalara.
Estamos en el punto que ocupa la novena posición, en la clasificación de las elevaciones que superan los 2000 metros y el punto más prominente del ramal; entre el macizo de Peñalara y el puerto de Somosierra.
¡Y como no! también en esta cima, se ven restos de viejas construcciones y trincheras de la Guerra Civil.
Toca descanso y comer algo. Cumplido el requisito, nos ponemos en ruta otra vez, ahora en dirección Este, siguiendo el sendero PR-M32, el cual transcurre por la cuerda de la sierra y linde entre las provincias de; Madrid y Segovia. Vemos un primer nevero (4,40km) y después otro (5,14km), cuando comienza la subida que nos deja en el Alto del Puerto (6,0km - 2.100m), justo encima de Hoyo Grande.
Desde aquí nos lanzamos pendiente abajo para descender 300 metros en solo un kilómetro y medio que nos separa del Puerto de Navafría.
Ciento cincuenta metros, antes del puerto vemos la senda que nos llevara de regreso al punto de partida. No obstante para cumplir con el protocolo de andar el sendero del PR-M32 que une el Pico Peñalara y el Puerto de Navafría, me acero hasta el y regreso a la senda, para en un periquete cerrar el corto pero atractivo trayecto de hoy.


jueves, 27 de abril de 2017

Somosierra, Peña Cebollera, Chorrera de los Litueros


Somosierra, Sierra Cebollera, Cabeza del Tempraniego, Cerro del Recuenco, Peña Cebollera Vieja, 
Chorrera de los Litueros.




M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas 0 minutos
Recorrido: 14.7 km
Dificultad: Medio / Alta
Desnivel: Acumulado: 1214 metros
Recomendada: Todo el año, evitando días muy calurosos
Realizada: 24-04-2017



Descripción:
Ya que la semana pasada, nos supo a poco, al no poder completar la ruta a La Peñota; hoy hemos querido hartarnos de subir y bajar, que es como se puede definir la salida de hoy, a la Peña Cebollera Vieja. Para ello nos desplazamos al pueblo de Somosierra, al que se accede por la; A1 y saliendo en el kilómetro 91. Aparcamos a la entrada junto a la Iglesia Nuestra Señora de las Nieves.
Construida por primera vez a principios del XVIII (1703), fue desvastada por los franceses en 1808. Reconstruida en 1832 y nuevamente destruida en la Guerra Civil, quedando solo los muros perimetrales. Así pues el edificio que hoy vemos, fue levantado en 1943 por el Departamento de la Dirección General de Regiones Devastadas.
Sólo había quedado en pie la torre y los muros perimetrales, la restauración supero la altura inicial de la nave y rehace la crujía para albergar un baptisterio, un pequeño porche, un despacho parroquial y la sacristía.
La obra de gruesa fábrica de mampostería, esta reforzada con sillares en las esquinas.
Todo el conjunto es rematado con teja de  pizarra negra.

Partimos de 1.440 metros, seis componentes del GsTa, siguiendo la antigua ctra N-1 y pasada la gasolinera, tomamos la pista a la derecha. Al momento tenemos una primera bifurcación (0,36km), en que volvemos a seguir a derecha., pasando junto a la estación meteorológica de la AEMET y poco más ignoramos un desvío a derecha (0,62km).
El camino nos da una tregua y gira al Este, precisamente donde vemos a la izquierda el roquedal quebrado, por donde se descuelga el “chorro”. Andamos 500 metros con otra buena pendiente y nos encontramos en otra bifurcación (1,98km - 1.642m), que esta vez seguimos a izquierda.
Avanzamos 400 metros más y otro desvío (2,36km), y para compensar nos vamos a derecha. La pista traza unas zetas y volvemos a encontrar otra bifurcación (3,02km - 1.740m); que siguiendo la tónica, toca a izquierda. La pista que se nos presenta es llana, lo que agradecemos, además disponemos de buenas vistas; de este modo andamos un kilómetro, siendo un auténtico paseo.

Pero en el senderismo, sabemos que lo que no se sufre antes, se sufre después y aquí nos encontramos, a 4,15km del punto de partida, donde a derecha arranca la senda, que con rampa continua superior al 30%, asciende hasta otra pista paralela (4,76km - 1.965m). Superada la subida, nos merecemos un descanso y lo aprovechamos para tomar algo, regado con el excelente vino que nos regala Jorge, en este caso; un <Rasgo> Ribera del Guadiana.
Recuperadas las fuerzas, reanudamos la marcha en sentido Norte, resultando que nos quedarnos sin pista en poco más de 300 metros, lo que nos obliga a girar a derecha y subir a campo a través hasta la pista definitiva, que transcurre por las cimas. Estamos en la Sierra de la Cebollera a 2.000 metros y en el límite entre las provincias de Guadalajara y Madrid. Giramos a izquierda, andando por la divisoria, andamos unos 500 metros, bajando ligeramente hasta dejar la pista, para tirar recto hacia el cerro de Cabeza del Tempraniego (6,55km - 2.069m), donde quedan los restos de las actividades pastoriles que se dieron en otros tiempos.

Proseguimos la marcha, bajando hasta la pista y siguiendo los hitos que delimitan la frontera provincial, ascendemos alarmados por la tormenta que se nos avecina desde el Oeste. Pasamos el Cerro del Recuenco (2.083m) y conseguimos llegar a la planicie de la Peña Cebollera Vieja (3,10h - 7,7km – 2.128m), conocido como, Pico Tres Provincias, <ya que coinciden; Guadalajara, Madrid y Segovia>. El punto esta señalizado con un gran monolito, como monumento y que nos sirve de protección de la granizada que comienza a caer, cobijados tras el, vemos como de frente se extiende la Cuerda de la Pinilla.
Nos ponemos las prendas contra la lluvia y puesto que no sabemos lo que puede durar la tormenta, decidimos seguir nuestro camino.

Dejando la provincia de Guadalajara, nos vamos en dirección Oeste, pendiente abajo, por un reciente cortafuegos, abierto en la linde de Madrid y Segovia. Pasamos junto a las Peñas del Reajo del Oso -a la diestra-, atravesamos una pista y proseguimos en la misma dirección dejando; El Cambronal -a la siniestra- hasta que la pista gira 90º a izquierda (10,3km). Aunque se puede continuar de frente, optamos por seguir la pista hacia la zona de La Breña, hasta el cruce con otra pista (10,9km).
Lo correcto seria girar a derecha, permaneciendo en la pista, pero la aventura nos llama y proseguimos de frente por otro cortafuegos <abierto entre La Breña y El Pedregal>. Esta brecha abierta, nos precipita por una fuerte pendiente a la pista (11,5km), que habíamos cruzado anteriormente -estamos en la zona Peñala- . Hemos ahorrado 1 kilómetro, pero el esfuerzo lo notamos en las piernas.

Reanudamos la marcha en sentido Sur, el camino zigzaguea, para mitigar la inclinación y por fin llegamos al punto más bajo de la ruta, el cruce con el Arroyo de la Peña del Chorro (4,15h - 12,8km - 1.390m).
Acto seguido tomamos la trocha que en 200 metros nos lleva hasta la Chorrera de los Litueros.
El agua procedente de manantiales, crea el Arroyo de la Peña del Chorro y este cae por tres escalones pétreos,  finalizando en una cola de caballo. Después de formar la cascada más alta de la provincia de Madrid, las aguas se unen al Arroyo de las Pedrizas y forman el Río Duraton. El cual en Sepúlveda -provincia de Segovia-, da origen al Parque Natural de la Hoces del Río Duratón.

Regresamos a la pista, la seguimos a izquierda y cruzamos el Arroyo de las Pedrizas (13,3km). A continuación traspasamos una alambrada y después una barrera que impide el paso de vehículos, saliendo a la antigua ctra N-I. Desde aquí, un kilómetro nos separa del punto del partida, a lo que hay que añadir la lluvia que vuelve a caer para; no sabemos si, castigarnos o premiarnos. De cualquier manera conseguimos regresar al pueblo, visitando ahora la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad.
El lugar de Somosierra, fue escenario de una de las batallas épicas más importantes de la Historia. El 30 de noviembre de 1808, el Ejército francés, comandado por Napoleón Bonaparte, se encontraba bloqueado por la resistencia española en el paso de Somosierra. Napoleón envió a la caballería polaca (que formaba parte de sus tropas) para abrir el camino. El enfrentamiento fue muy cruento y aproximadamente dos tercios de los soldados polacos fallecieron. Aun así, su bravura sorprendió a las fuerzas españolas y facilitó el avance y la victoria francesa en la Batalla. En la actualidad hay asociaciones españolas, francesas y polacas que, en fechas señaladas, representan la batalla con trajes y útiles de la época. Polonia ha puesto en la ermita, una placa conmemorativa, recordando el suceso.

Visitada la ermita, no puedo abstraerme de clamar a los cuatro vientos, que las autoridades tenga más sensibilidad, a la hora de elegir los lugares para los contenedores de basura o cualquier otro residuo, pues en aquí (otro pueblo y van...), vuelvo a ver como junto a la ermita, han utilizado una mesa de la zona de picnic, para colocar sobre ella ¡un no se que! y junto a esto un deposito de basura (ver foto).

Dando por finalizada la ruta, entramos en el restaurante Puerto de Somosierra, para tomamos el refresco.

sábado, 22 de abril de 2017

Cercedilla, Collado del Rey, Solana de la Molinera, PR-M30a

Cercedilla, Camino puricelli, Campamento de la Peñota, Collado del Rey, PR-M30, PR-M30a


M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 4 horas
Recorrido: 9,84 km
Dificultad: Medio
Desnivel: Acumulado: 768 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 20-04-2017


Descripción:
Con idea de pisar La Peñota, nos trasladamos 5 componentes del GsTa, a Cercedilla. En el kilómetro 1,5 de la ctra M-966, tomamos el camino vecinal que sale a izquierda y nada más cruzar el Río de la Venta, por el Puente de Santa Catalina, aparcamos el coche.
Arrancamos a 1.220 metros, seguimos la pequeña vereda a izquierda y zigzagueando alcanzamos el Camino de Puricelli (0,2km). Lo seguimos a derecha, unos 300 metros y nos desviamos a izquierda por la senda que sube al Campamento de la Peñota (1,30km - 1.331m), desde donde vemos la montaña cubierta de nubes.
La Asociación de Exploradores de España, se crea en 1912, estableciendo aquí los primeros campamentos juveniles de todo el Estado. El Campamento de la Peñota y el de los Helechos, se utilizaron durante veinte temporadas, disfrutando de este hermoso paraje. Al finalizar la Guerra Civil, se disuelve aquella agrupación juvenil y en 1940 la OJE (Organización Juvenil Española), retoma el uso de los campamentos, creando infinidad de ellos por toda España.
Un monolito situado a la entrada de la pradera, recuerda con su inscripción la segunda época: 1940-1965.
Cruzamos el Camino de los Campamentos y seguimos la vereda del PR-M30a; unos 150 metros, para desviarnos a derecha por otra senda -señalizada con puntos rojos- que asciende al Collado del Rey (2,53km -1.614m), la previsión nos ha engañado y el tiempo no parece mejorar.
Atravesamos una alambrada, por un paso al efecto, para continuar en dirección Oeste, por una desdibujada senda, pero visible senda. Transitamos por la ladera de la Solana de Molinera, sobre la cota de los 1.550 metros, desde La Peñota al Cerro del Mostajo. Vadeando dos vaguadas y el Arroyo de la Peñota (3,43km), para entroncar (4,5km) con la “senda”,  que baja del Cerro Mostajo al Camino de los Lomitos, punto elegido para descansar y tomar algo de alimento.
Visto que la climatología va a peor, pues las nubes están bajando, decidimos hacer lo mismo y cambiamos los planes. Tomamos la senda a izquierda, bajamos hasta el Camino de los Lomitos y PR-M30 (4,89km).
El cual seguimos también a izquierda, cruzando otra vez el Arroyo de la Peñota (5,66km), donde a unos metros a derecha, hay una gran fuente, que desagua un buen caño de agua.
Proseguimos poco más de un kilómetro hasta el desvío del antiguo PR-M30 (6,4km). por esta bonita senda regresamos al Campamento de la Peñota (8,18km), y nos acercamos al Cerro del Reajo Alto (8,64km - 1363m). Donde se disfrutan de unas buenas vistas, hoy aminorada por las nubes.
Desde aquí nos lanzamos pendiente abajo atravesando una alambrada, por un paso que cada cual libramos, como Dios nos dio a entender, para aterrizar en el Camino Puricelli (9,08km). Y visto el éxito, continuamos bajando libremente para salir al camino/pista, en el cual dejamos el vehículo, para dar por finalizada la marcha.

Para compensar que no hemos realizado la ruta prevista, nos vamos a un restaurante en Guadarrama, para comernos un pucherito, que el día lo pide.

miércoles, 5 de abril de 2017

Mataelpino, Cueva del Maquis, Senda Porrones


Mataelpino, Cueva del Maquis, Sierra de los Porrones y Cuerda del Hilo



Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 6 horas 30 minutos
Recorrido: 9,1 km
Dificultad: Alta - el tramo de la cueva a la sierra, no recomendado
Desnivel: Acumulado: 1.354 metros
Recomendada: Todo el año, exceptuando días muy calurosos
Realizada: 03-04-2017


Descripción:
Primera salida del mes de Abril y el GsTa, nos hemos propuesto hacer de exploradores ¿queremos salir de la Cueva del Maquis -perdida en Las Laderas de Mataelpino-, a la senda que recorre la Sierra de los Porrones? para ello nos trasladamos, hasta el aparcamiento situado en la c/. Pocillo, en Mataelpino. Seis machotes y lo digo así <aunque venga una mujer>, me acompañan; Enrique, J.Luis, Jorge, Sol y Paco “el ideólogo de tal aventura”. 
Arrancamos a 1.095m, bajando por la c/. Pocillo, giramos a izquierda por c/. de la Chorreta. Cruzamos el Arroyo del Palancar y proseguimos por camino de tierra -que es la VP Colada de las Cobachuelas. Vamos alegres, el día es esplendido y continuamos por un suave descenso, hasta llegar al desvío de la vereita que nos llevará a la cueva (1,45km).
Rápidamente nos damos cuenta de lo que nos espera, pues en los primero 300 metros, ya sufrimos rampas, hasta del 39%. Unos 40 metros -llaneando, por decir algo-, y a vencer los restantes 400 metros, con pendientes que superan el 50%, para arribar a la Cueva del Maquis (0,40h - 2,18km - 1.347m).
Esta cueva conocida como “La Paz”, situada en una zona de muy difícil acceso, en la ladera de la Sierra de los Porrones. Sirvió entre 1946 y 1947 como refugio y escondite, para una agrupación de maquis tras la Guerra Civil española. Al parecer eran cinco, estando dirigida por Adolfo Lucas Reguilón, alias “Severo Eubel de la Paz”, de ahí el nombre de la cueva.
Su principal actividad, fue la distribución de propaganda por los pueblos de alrededor. La cueva disponía de una pequeña imprenta -una sencilla maquina de escribir-.  
 Un descanso merecido y a buscar la manera de salir de aquí, con dirección a la cuerda de la Sierra de los Porrones. Nos decidimos bajar en dirección Noreste y pasar entre dos grandes rocas -lo que nos supone un relativo descanso-, para acceder al centro de la vaguada. Pero visto la frondosidad, seguimos rumbo Norte, ascendiendo entre un tremendo jaral; donde encontrar una piedra que pisar, era lo mejor que nos podía pasar.
Cuando el desanimo aparecía, se aclaraba el jaral, o nos lo imaginábamos. El caso es que metro a metro, avanzamos sobre una selva, ya con la meta definida en el Collado de las Loberas, teniendo como referencia el porrón de Peña Blanca. Subir 850 metros, nos ha costado 2 horas y 45 minutos.      
Nos relajamos y jalamos el bocadillo, regado con un “Ribera de Duero”.
Proseguimos en dirección Noroeste, la AUTOVIA -uy quería decir senda-, que nos sabe a gloria. Así danzando contentos y felices, andamos la Cuerda del Hilo; cruzamos el Collado de los Vaqueros, rodeamos el Cancho de las Porras y pasamos junto al porrón mágico -bautizado en honor al Gmsma. Solo queda pasar junto al Cancho Porrón y estamos en el desvío que baja a Mataelpino (0,25h - 2,30km).
Ahora a “gozar del discreto” descenso de 3,64km, fraccionado en tres etapas; las dos primeras con rampas de hasta el 36%.
La primera nos baja hasta una pradera -donde quedan los restos de un chozo de pastor-, situada entre el
Descansadero de Majada de las Cuevas -a izquierda- y el Collado del Fraile -a derecha).
Llaneamos un poco y a bajar la segunda para aterrizar en otra pradera, poco antes de cruzar el Arroyo de las Callejas. Andamos otro tramo que se puede denominar llano y a rematar el final con la tercera etapa, que salvando dos fuertes pendientes; vuelve a cruzar el Arroyo de las Callejas, para desembocar en la c/. Pozas “VP Vereda del Guerrero”.
La seguimos a izquierda, por la que cruzamos por tercera vez el Arroyo de las Callejas y pocos metros más damos por finalizada la jornada. 

viernes, 31 de marzo de 2017

Cercedilla, Ojos del Río Moros


Cercedilla, Majavilam, Collado de Marichiva, Arroyo de los Ojos, Collado de Tirobarra, Collado Minguete, Cerro Minguete, Puerto de la Fuenfría.



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 6 horas 30 minutos
Recorrido: 12,3 km
Dificultad: Alta - debido a estar nevado, en tiempo normal: MEDIA
Desnivel: Acumulado: 1.400 metros
Recomendada: Todo el año, en invierno a tener en cuenta la previsión del tiempo
Realizada: 28-03-2017


Descripción:
Por una circunstancia u otra, no había visto el nacimiento del Río Moros “ojos del Río Moros”, que es como se conoce a este lugar; al Oeste, poco más abajo del Collado Minguete.
Presto a realizar la ruta que me lleve hasta allí, convoco a los compañeros del GsTa -llamada a la que faltan dos por fuerza mayor-, así que voy escoltado por: Enrique <casi recuperado de su pequeño accidente>, Fernando -apartado de la actividad unas semanas-, Jose Luis y Sol -que intenta sumar los máximos puntos.
Partimos a las 09:35, del aparcamiento de Majavilan; en Las Dehesas de Cercedilla, a 1.375 metros,    teniendo por delante una primera subida de 350 metros. Seguimos el sentido de la circulación y en la curva; giramos a derecha, pasando una empalizada de madera, para pisar la Carretera de la Republica.
Andamos unos metros a derecha, cruzando el Arroyo de Majavilan, y continuamos a izquierda por una pequeña vereda, que sube en dirección Norte al Camino Viejo de Segovia y PR-M30 (0,15h - 0,5km).
Lo cruzamos y encaramos la Vereda Poyal de la Garganta (señalizada con puntos rojos), donde comienza nuestro idílico contacto con el “retazo” de nieve que yo imaginaba encontrar.
Cruzamos una pradera y zigzagueando, alcanzamos el Collado de Marichiva (1h – 1,77km – 1,753m).
Punto de encuentro de: la Vereda del Infante y GR-10 -por la derecha-, y la Calle Alta -por la izquierda-.
Nos damos un pequeño descanso y proseguimos de frente, en la dirección que traíamos; cruzando el muro por una cancela y entrando en la provincia de Segovia. Estamos en la senda PR-M/SG 19, marcada con puntos rojos, rosa y toda gama de colores ¡el retazo de nieve continua! y poco antes de cumplir el primer kilómetro de senda, vemos a unos 10 metros a derecha, la Fuente del Tejo; donde nace el Arroyo del Tejo o las Tabladillas, el cual cruzamos.
Hemos penetrado en un profundo valle, recubierto por un espeso pinar y un gran manto de nieve, que dificulta la marcha. La vaguada, se descuelga desde el Collado Minguete, abriéndose hacia la Loma de los Ojos -a izquierda-, y el Minguete -a derecha-.
Vamos rodeando el cerro de Peña Bercial y pasamos 200 metros más abajo del Collado Minguete, precisamente cuando se llega al Arroyo de los Ojos (2,20h - 4,57km - 1.795m), donde están los manantiales.
El Río Moros es uno de los afluentes más importante del Eresma. Se forma con las aguas del; Arroyo de los Ojos y de Tirobarra. Añadiéndose después otros pequeños arroyos, en el T.M. de El Espinar. 
En tiempo más reseco, habrá que descender algo más abajo de la senda, para encontrar el manantial, sobre una pedrera, que cubre una amplia brecha en el pinar. Desde aquí se contempla el desconocido perfil, de La Mujer Muerta desde su lado sur, formado de derecha a izquierda por; La Pinareja, Peña del Oso y el Pico Pasapan.
Optamos por tomar el piscolabis y reponer calorías, pues tenemos por delante otra subidita de 273 metros,
dificultad que hoy incrementada la capa de nieve.
Reanudamos la expedición; ascendiendo por la ladera de la Loma de los Ojos, donde se prolonga el nutrido pinar; entre repechones y medios llanos, salimos al claro; desde el cual se ve el valle al completo, con los embalses de; El Espinar o Vado de las Cabras -el primero- y luego el del Tejo o las Tabladillas. Subimos los pocos metros que nos separan del Collado de Tirobarra (4h - 6,17km - 1.984m), y nos damos un pequeño descanso. Foto de grupo y nada más, pues esta bajando una densa niebla, que nos espolea hacia el Montón de trigo -ahora que todavía lo vemos.
Ascendemos al primer cerrete, para continuar por la cuerda. La idea era subir el Montón de Trigo, pero el tiempo empeora y decidimos seguir la senda del PR-M4, que mantiene el rasante hasta el collado.
Las marcas de la senda, que solo están pintadas en las piedras, no se ven y apenas se perciben algunos pequeños hitos. Así que revisando el GPS, conseguimos rastrearla y llegar al Collado Minguete (4,50h - 7,77km - 1.992m).
Habíamos pensado, seguir la trocha que mantiene la cota por la falda del Cerro Minguete. Pero debido a la niebla, resolvemos que es más seguro, subir el cerro y bajar a la Fuenfría, por el trazado del PR-M4.
Dicho y hecho, nos tragamos la última subida y encauzamos nuestros pasos, lo mejor que podemos, para arribar al Puerto de la Fuenfría (5,50h - 8,95km - 1.792m).
La fecha más remota de la existencia de este paso, data de mediados del siglo III. Hoy día confluyen caminos y sendas de todas direcciones. Es cruzado por; el Camino de Santiago, el GR-10, el PR-M4 y el Camino Viejo de Segovia. Así mismo empiezan o terminan las sendas; PR-M7, Senda de los Cospes y Camino de Lumbralejos. Y por supuesto: La Calzada Romana y la Calzada Borbónica.
El descenso desde aquí, hasta la ctra de la Republica, lo haremos por la Calzada Borbónica <marcada con puntos blancos>. Nos encaminamos por ella, cruzamos la calzada Romana <que traza más curvas>, y poco más abajo se incorpora por la derecha; para compartir trazado sobre el Puente de Enmedio. Desde aquí la calzada es un camino pedregoso, por el que llegamos a otro punto de encuentro, con la Calzada Romana; ya muy cerca de la Pradera de la Fuenfría y bajamos compartiendo ambas calzadas, hasta la ctra de la Republica (6,15h - 10,7km).
La seguimos a derecha <desviamos Fernando y yo>, por un camino entre muretes de piedra, que hay a derecha, para ver el antiguo Refugio Peñalara.
La Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara, comienza en 1918 la construcción del albergue de la Fuenfría, entrando en funcionamiento tres años más tarde. Hoy sigue escondido entre el pinar, como avergonzad, por el estado ruinoso en que se encuentra. Aunque aún mantiene su heráldico escudo.
Reencontramos la ctra, y al resto del grupo, cruzamos el Arroyo de La Barranca y poco antes del Arroyo de Majavilan, viendo los coches en el aparcamiento, nos dirigimos a ellos por una trocha, dando por finalizada, esta dura marcha. No podía faltar la mención especial a la “hombrada” de Sol que aguanto la enorme paliza.

domingo, 26 de marzo de 2017

Hoyo, La Tortuga, El Estepar, subiendo por la mina


Hoyo de Manzanares, Cantera, Sierra de Hoyo, Collado del Portacho, La Tortuga, El Estepar, Cerro del Molinillo, Collado del Vivac



M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 5 horas
Recorrido: 10 km
Dificultad: Medio
Desnivel: Acumulado: 882 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 24-03-2017


Descripción:
Otra jornada por la Sierra de Hoyo de Manzanares y puesto que el recorrido no cambia, la climatología pone su granito para que sea distinta. Voy a enseñarles a tres compones del Gsta; Sol, Jorge y Paco, esta sierra -tan cerca y tan desconocida-.
Partimos de la rotonda situada en la c/. Camino de Villalba -esta nevando ligeramente-, la cruzamos en sentido Norte, para continuar por c/. Prado Cerbuno hasta el final; donde en la isleta, hay un cobertizo de piedra y madera -que interpreto como un monumento al refugio-. A espalda de este transcurre la c/. Carracollao (no hacer caso del callejero de Google) y VP Colada de las Laderas y Picazos, la seguimos a derecha y en la bifurcación, <obvio decir que la sierra la intuimos, pero no la vemos>, se abandona la VP, y continuamos de frene por la c/. Gargantilla, hasta girar a izquierda por c/. Maria de los Milagros y después a derecha por c/. Maria Victoria. Donde al final hay una de las varias entradas al monte, situado entre el pueblo y la sierra.
Accedemos trepando por una especie de escalera y una vez dentro nos encaminamos por la pequeña vereda que ondula en dirección Noreste - donde encuentro a un conocido lugareño-, la senda finaliza en otra. Prosiguiendo por ella, a izquierda y ahora en sentido Norte, para volver a salir a la VP Colada de las Laderas y Picazos. Justo donde esta la antigua cantera (2,40km), que se dejo de utilizar en 1985, al crearse el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.
Aquí se extraía pórfido; roca ígnea plutónica, de color verde grisáceo, usado generalmente en la pavimentación de calles. Utilizada desde el inicio de las civilizaciones; asirio-babilónica, egipcia y romana. Sus características, que resisten condiciones de uso rigurosas, lo hacen eterno prácticamente.
Los romanos la llamaban “piedra púrpura”, debido a su color, siendo usada como signo de distinción. Y los egipcios, usaban este material para los faraones, al distinguirse de otros; por su color, su dureza y su resistencia superior al granito. Como ejemplo de uso decorativo, esta La Sala Pórfida, del Palacio Sagrado de Constantinopla.
Seguimos el camino a izquierda unos metros, cruzando una falla, giramos a derecha por una senda bien definida que rodea la cantera y nos dirigimos a un roquedal, donde predomina un gran bolo.
Desde esta punto tomamos rumbo Norte, zigzagueando para mantener la dirección, que nos llevara a la cuerda de la sierra; teniendo que andar 750 metros y superar pendientes de entre el 20 y el 37% entre; jaras, encinas y alcornoques. Conseguimos pisar los 1.344m, después de 3,48km.
Sigue nevando débilmente, y a falta de disfrutar de las magnificas vistas, tenemos un bosque encantado, con una estampa navideña.
Estamos en el trazado Este-Oeste de la Sierra de Hoyo de Manzanares, que va desde la zona de Matalasgrajas <Academia Militar<, hasta el Picazo.
Proseguimos hacia el Oeste -donde volvemos a encontrarnos con el caminante anterior-, que nos enseña un curioso belencito, en la roca. Nos acompaña hasta el Collado del Portacho; donde el se descuelga ladera abajo hacia el pueblo y nosotros continuamos nuestra ruta. Subiendo otra pequeña cima y bajando hasta alcanzar La Tortuga o Cancho de la Parra -según los vecinos-, tras 4,46km desde el inicio.
Pasamos entre las rocas que semejan, la cabeza y el cuerpo; dejando para otra vez el ascenso a su caparazón y bajamos hasta la pradera que hay en su base.
Donde los lugareños de Hoyo de Manzanares, tiene por costumbre, subir a comerse la tortilla el Jueves Lardero, a comienzo del carnaval.
Por suerte dejo de nevar y aunque nosotros no traemos mantel ni tortilla, si aportamos otras viandas; que acompañadas del excelente -Viña Pedrosa-, traído por Jorge, saben a gloria, rematando con un café calentito que hoy no podía faltar.
Reanudamos la marcha sin poder obtener una clara foto de esta roca especial. Continuando en sentido Oeste, para arribar al pico más alto de la sierra, El Estepar <La Mira, para los aldeanos> (4,95km - 1.403m). Desechamos hacer fotos de las panorámicas, debido a la poca visibilidad y aprovechando la presencia de otro senderista en el vértice geodésico, le pedimos que nos haga una foto del grupo.
Bajamos de la cumbre, giramos a izquierda; cruzamos el pequeño muro y enfilamos el itinerario que desciende, girando de Oeste a Sur, hasta el Camino de Villalba.
Pasando al pie del Cerro del Molinillo, el Collado del Vivac (6,20km) y remonta entre; el Cerro de Peña Alonso <a derecha> y Peña del Buho <a izquierda>.
Llegados a una bifurcación, seguimos a derecha por una bonita senda que recorre la ladera de El Cuchillar y se encuentra con el camino principal que es la VP Cañada Real de Peregrinos, por la que seguimos bajando, hasta encontrar un atajo que junto a la alambrada de la finca, nos lleva hasta el Camino de Villalba y VP Colada de la Ladera y Picazos (7,68km).
Torcemos a izquierda y pasado el depósito de agua, giramos a derecha para bajar hasta la Av. de la Peña del Rayo -vía que enlaza el pueblo con La Berzosa-, donde esta la Ermita Nuestra Señora del Rosario.
Según la historia, de las tres antiguas ermitas, solo quedaban restos o ni eso. Por lo que en 1961 se decide construir este edificio de planta moderna, con la aportación de vecinos y veraneantes, siendo inaugurado en 1966. 
Salimos por la parte de atrás y girando a derecha nos dirigimos hacia el punto de partida, finalizando por la c/. del Plantío, con la vista al fondo de la Sierra que hemos pateado.   

martes, 21 de marzo de 2017

Hoyo de Manzanares, Circular Alta

Hoyo de Manzanares, El Carrascal, Canteras, VP Colada de las Laderas y Picazos, Ermita Ntra Sra del Rosario.




M A P A      T R A C K      FOTOS      WIKILOOC

Tipo de Ruta: Circular
Tiempo estimado: 4 horas
Recorrido: 14,91 km
Dificultad: Baja / Medio
Desnivel: Subida: 327 metros / Bajada: 324 metros / Acumulado: 721 metros
Recomendada: Todo el año
Realizada: 20-03-2017


Descripción:
Echaba de menos un paseo por Hoyo de Manzanares y el día de hoy se prestaba; festivo, claro y una temperatura excelente para andar. Así que me desplazo al vecino pueblo y aparco en la Plaza de Ntra Sra del Rosario, punto de partida y final de la ruta.
Me dirijo a la c/. Hurtada -ctra M-618- para seguirla a izquierda <dirección Este>, la cruzo y continúo hasta la c/. Frontera, por la que sigo a derecha <sentido Sur>, dejo a izquierda el antiguo matadero y caminando entre muros de piedra, llego a una primera bifurcación.
Prosigo por la derecha -c/. Empedrado- y poco más adelante, ignoro el desvío de la derecha. Finalizo en la c/. Camorrillo, por la que sigo a izquierda <en el que esta el punto mas bajo de la ruta (958m)>, hasta el final, con la c/. Perdigueros. Aquí continúo de frente <dirección Este> y entro en la zona de, El Carrascal; en principio, por un amplio camino, que pronto desaparece y queda en un simple trazo, pero que me lleva hasta un camino bien definido.
Lo sigo a izquierda y en el desvío, prosigo otra vez a izquierda para llegar a la ctra M-618 (2,23km).
La cruzo y continúo por un camino/pista, que me adentra en el Monte Ejido (M.U.P.). Paso una barrera y  avanzo entre encinas y alcornoques, con una buena vista a derecha de; El Pardo y Madrid, al Sur y al Este, los pueblos de; San Sebastián de los Reyes, Tres Cantos y Colmenar Viejo. Paso junto al vallado de la Academia del Ejército.
Instalada en Hoyo de Manzanares en los años 60, para formar a suboficiales, mas tarde se añadió la sección de oficiales. Desde el 2002, es la base del Grupo de Explosivos, Minas y Artefactos no Reglamentarios (GREMANOR). Mas tarde se crea el Centro Internacional de Desminado (CID)y en marzo de 2008, se integra en la Jefatura de Estudios de la Academia.
El camino toma rumbo Noroeste y pasa junto a una cantera (4,20km).
Cantera de granito rosa “conocido como porriño”, que adquiere el color por la presencia de potasio en la cristalización del granito. Desde 1985, en que se creo el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, se prohibió la explotación de las canteras.
Prosigo la marcha, traspaso una barrera, saliendo del Monte Ejido y pisando la c/. Camino de Manzanares, en lo que era el <Descansadero de la Praderuela, en la VP Colada de las Laderas y Picazos>. Sigo a mi izquierda y cuando finaliza la finca de Matalasgrajas, giro a derecha para continuar por la VP, que zigzagueando llega hasta otra cantera (5,31km), abierta de Este a Oeste.
En este caso es una cantera de pórfido, roca ígnea plutónica, de color verde grisáceo; que los romanos llamaban “piedra púrpura”, debido a su color. Siendo usada como signo de distinción.
Como ejemplo de uso decorativo, esta La Sala Pórfida, del Palacio Sagrado de Constantinopla; en este caso, en el arte bizantino. Los antiguos egipcios, ya usaron este material para los faraones, al distinguirse de otros; por su color, su dureza y su resistencia superior al granito.
Usado generalmente en la pavimentación de calles, desde el inicio de las civilizaciones; asirio-babilónica, egipcia y romana. Sus características, resistiendo condiciones de uso rigurosas., lo hacen eterno prácticamente.
Reanudo el viaje por la VP, por la falda de la Sierra de Hoyo <en el que esta el punto más alto de la ruta (1.112m)>, que termina en la c/. Carracollao (7,36km). Giro a derecha y a continuación a izquierda por c/. Prado Cerbuno, cruzo la c/. Camino de Villalba <por su rotonda> y prosigo por c/. El Plantío, que lleva a la Av. de la Peña del Rayo -vía que enlaza el pueblo con La Berzosa-. La sigo a derecha para ver la Ermita Nuestra Señora del Rosario.
Debido a que según la historia, de las tres antiguas ermitas, solo quedaban, si acaso restos. En 1961 se decidió construir este edificio de planta moderna, con aportación de vecinos y veraneantes, siendo inaugurado en 1966. 
Callejeo en dirección Norte, para regresar al Camino de Villalba y VP Colada de La Ladera y Picazos. Giro a izquierda, paso junto al depósito de agua, cruzo una barrera y por este camino de tierra, alcanzo el cruce de caminos en el Alto de los Lanchares (10km – 1.064m).
Giro a izquierda y tomo dirección Sur, por la VP Cañada Real de Peregrinos, paso junto a otros depósitos de agua y termino en la Av. de la Berzosa. Lugar de inicio de varias rutas, con un buen aparcamiento.
Vuelvo a girar a izquierda y cuando finalizan las viviendas, tuerzo a derecha y me encamino al roquedal dominante que tengo al frente, que es el Alto del Mesto (11,9km - 1.028m), antiguo puesto de observación de los forestales.

Desde aquí me dirijo en sentido Este, por un buen camino, que ignorando desvíos a izquierda y derecha, en un kilómetro, desemboca en la explanada de los antiguos decorados de cine
En 1956 con Orgullo y Pasión, se inicio el rodaje de películas en Hoyo de Manzanares, pero el “pistoletazo” fue la construcción de El Poblado del Oeste, conocido como "Golden City", en 1962. Un centenar de hombres, necesitaron 75.000 horas, se utilizaron 30 kilos de dinamita y 500 metros lineales de barrenos, para nivelar las tierras. En la construcción de los edificios; se utilizaron 300 metros cúbicos de madera, sesenta toneladas de cemento y medio millón de ladrillos. Para más información ver: http://historias-matritenses.blogspot.com.es/2012/01/hoyo-de-manzanares-y-el-cine-50-anos-de.html
Prosigo unos metros más y en el siguiente desvío, giro a izquierda, y tomo rumbo Norte, es una pequeña senda entre rocas que converge, en el humedal del Arroyo del Chaparral. Insisto en mi dirección y enlazo con la c/. Matarrubia. Continúo por ella y en el cruce, giro a derecha y seguidamente a izquierda, para seguir Av. de los Cantazos, que dejo por el primer desvío a derecha. Es la c/. de los Fresnos, que entre urbanizaciones, me lleva hasta la Av. de Madrid <ctra M-618>. La cual tomo a izquierda para retornar al punto de inicio.